Renová tus muebles de madera

IguanaFix

Darle un nuevo color a un mueble que ya es viejo puede ser una tarea fácil: solo tenemos que elegir el color, pintar, esperar a que seque y ponerlo de vuelta en su lugar. Pero hay algo que puede ayudar a que la pintura quede linda por más tiempo (o quizás, ‘eternamente’). Para ello, preparamos estos tips que estamos seguros te servirán.

IguanaFix

Las recomendaciones que listamos son para muebles de madera, así podemos incluir en la decoración de nuestra casa la cómoda de la abuela, o esa mesita de centro que está en la família por generaciones.

Preparación

Lo primero que tenés que hacer antes de pintar el mueble es limpiarlo bien, más aún si estuvo mucho tiempo guardado. Sacá todos los cajones antes de pintar y trabajá con ellos por separado. También retirá las piezas de metal (tirantes o manijas) y guardalas en un lugar seguro para no perderlas.

Lijar

Es necesario lijar la cómoda para sacar toda la tinta anterior y que la superficie quede lisa, preparada para recibir la aplicación de la pintura. Una lija mediana para madera es suficiente. Si vos elegiste un color que contrasta con el que está en la cómoda, no es necesario lijar hasta sacar toda la tinta. Solo lijá hasta sacar el acabado brilloso del mueble.

IguanaFix

Preparar el fondo

Después que el mueble esté seco y limpio, te recomendamos que apliques una pintura base. Eso te va a ayudar para que el color adhiera mejor a la madera, además de tapar cualquier mancha o descoloración de la madera.

A lijar otra vez.

¡Si, es necesario lijar la cómoda otra vez! Esta vez podés usar una lija más fina, lijá suavemente la cómoda después de cada capa de pintura. Esto ayuda a que al final tu cómoda tenga una terminación más profesional. Antes de aplicar la próxima capa de pintura, fijate el mueble está libre del polvillo del lijado.

Llega el momento de pintar

Después de lijar el mueble y aplicar la pintura base, es la hora de darle el acabado final. Para muebles, nuestra recomendación es elegir pintura latex para interiores, que sea del tipo semi-mate. Las pinturas tipo mate dejan más visible las imperfecciones de la pintura, y son más difíciles de limpiar. Cuanto más brillante sea, más fácil es para limpiar.

Aplicá finas capas de la pintura elegida y, repetí una vez más: hay que lijar después de cada vez que pintas, recordalo. Ese proceso es importante para obtener una terminación impecable. Aplicá de dos a tres capas.

IguanaFix

Para pintar un mueble hay distintas opciones: spray, con brochas o con rodillos. Lo recomendable es utilizar un rodillo para pintar las áreas más grandes del mueble y una brocha pequeña de cerdas duras para los detalles del mueble que son más difíciles de alcanzar. Empezá por los detalles y después aplicá la pintura en las áreas más grandes. Contrario a lo que muchos creemos, esto nos ayudará a quitar las imperfecciones que hayas podido dejar en los detalles, pasando después el rodillo o una brocha más grande.

Protección

Después de aplicar la última capa de pintura, esperá 24 horas para que la pintura se seque bien. Después, tu mueble está listo para sellar. Sellar tu mueble es importante, porque ofrece protección extra para la terminación de la pintura y también es más fácil limpiarlo después. Si estas usando pintura blanca, no es recomendable aplicar productos con poliuretano para sellar por que ese material afecta el color con el tiempo. Para otros colores eso no ocurre. Vos también podés optar por aplicar cera para muebles: aplicá el producto y dejá que se seque por 15 minutos. Después, es solo pulir con un trapo hasta que quede con brillo. Nuestra sugerencia es que, después del sellado, dejés pasar uno o dos días antes de moverlo o tocarlo.

IguanaFix

Volvé a poner las piezas de metal que quitaste del mueble antes de pintar y listo. ¡Ya podés elegir el lugar de tu casa donde pondrás tu mueble nuevo!.

Si al final, te parece muy complicado o no tenés tiempo para realizar este trabajo, podés llamar a un carpintero de IguanaFix y restaurarlo fácilmente.

¿Cómo elegir la pintura adecuada?

En el mercado existen varios tipos de pintura y cuando tenemos pensado pintar una habitación, el exterior de nuestra casa, la cocina, el baño, un local comercial o demás es fundamental saber cómo elegir la pintura para que tenga el mejor rendimiento y nuestros ambientes queden estupendos.

Para comenzar, hay que tomar en cuenta lo siguiente:

[dropcap]1.[/dropcap] La superficie. Debemos detectar si ésta es porosa, áspera, lisa, de exterior o interior, si se desea lavar, etc.

  • elegir-pinturaelegir-pintura
  • [dropcap]2.[/dropcap]

La humedad. Si el lugar tiene contacto con vapor, agua, tuberías, etc. Como baños, cocinas, cuartos de lavado, etc.

elegir-pintura

[dropcap]3.[/dropcap] El uso y acabado que queremos dar a la pared. Mate, brilloso, impermeable. Si ayudará a crear más luz, amplitud, si dará contraste, etc. Si el lugar se encuentra en zonas de mucho tráfico o propenso a suciedad y manchas.

elegir-pintura

elegir-pintura

Después que tengas definido esto, conseguí el tipo de pintura que mejor te convenga.

Una de las pinturas más comunes es la pintura al agua o temple. Esta pintura es de secado rápido, no tiene demasiado olor y es una pintura conocida como porosa. Esta pintura es muy recomendable si hay problemas de humedades en las paredes, aunque se puede usar en cualquier superficie.

Para las habitaciones podés utilizar las pinturas plásticas que son de secado más rápido, casi sin olores y muy fáciles de utilizar. Estas pinturas son resinas acrílicas por lo que el disolvente que se utiliza es el agua.

elegir-pintura

Si querés prevenir que aparezcan hongos por estar en sitios muy húmedos, existen pinturas especiales antimoho, que son impermeables.

Por último existen en el mercado pinturas de esmaltes acrílicos al agua o plásticas. Las primeras se limpian muy fácilmente y las plásticas tardan más en secarse pero son muy resistentes, por lo que son recomendables para exteriores.

Las pinturas vienen en varios brillos, desde mate, hasta bien brillante. Escoge un mate en paredes con textura y las más brillantes para habitaciones con mucho tráfico porque son más duraderos y se pueden limpiar con un paño húmedo.

Recordá que al hablar de brillo nos referimos a la cantidad de luz que la pintura permite que se refleje en una habitación y cuánto resistirá la suciedad y las manchas.

Ahora, sólo te quedará escoger el color, pero de eso podemos hablar luego. No dudes en contactar a un pintor en IguanaFix para que tus paredes queden excelentes.